Joyas en los Globos de oro 2017

Volvemos a la rutina, ¡y nada mejor que hacerlo con un “despelleje” a la primera alfombra roja del año! Anoche se celebraron los Globos de Oro y nosotros, ¡no nos lo hemos perdido! Ciñéndonos a lo nuestro, la entrega de los premios de la prensa extranjera destacó por las joyas notorias, atípicas y/o extravagantes más allá de lo puramente complementario al vestuario. ¡BIEN!

Empezamos con las joyas y looks joyeros que nos gustaron y nos encantaron. La gran triunfadora de la noche fue Emma Stone, no solo por su galardón a la mejor actriz, sino por el espectacular look que lució. Tanto el vestido como las joyas fueron de total acierto para una noche que sin duda fue suya. La espectacular gargantilla que lucía era de Tiffany & Co.

Anna Kendrick sorprendió con un suave vestido gris que combinó a la perfección con pendientes Neil Lane, de oro blanco con brillantes, con peinado ideal para realzar su brillo y deslumbrante diseño.

Reese Witherspoon destacó por el amarillo omnipresente de su look (aprovechamos para decir que es la alfombra roja en la que más repetidamente hemos visto este color, como sorpresa para todos). La gargantilla de Tiffany & Co con base dorada y piedras en tonos similares realzaba el rubio y la clara piel de la actriz.

Dentro de las amantes de este color y por destacar una originalidad y las ya habituales prendas-joya, la de la espalda de Emily Ratajkowski, con un maravilloso diseño de Reem Acra, que para muchos enseñaba demasiado. (Tardaban en salir los comentarios… 🙁

Ojo, que somos muy perleros en esta casa, pero nos parece que Sienna Miller se ha pasado. De perlas y de época. O quizás no en las perlas en sí, pero sí en el modelo, estilo… Creemos que no acertó en la combinación de ese peinado y maquillaje tan cool con ese collar del siglo pasado. Pero es Sienna, siempre nos gustará. Una vez más, Tiffany & Co.

Y para robustas, las pulseras de Blake Lively, a la que afortunadamente todo le sienta bien y solo ella puede combinar a la perfección la delicadeza de su vestido con semejantes joyones de esmeraldas de Lorraine Schwartz. Gracias a Dios (o mejor dicho, a Versace) su vestido llevaba bolsillos que le permitirían descansar las manos de semejante peso.

Y siguiendo con los brazaletes rocambolescos, Amy Adams, conjuntadísima de color ciruela con su vestido estilo sirena, lució esta super joya de Cartier en el mismo tono. Ideal toda ella.

Y por comentar, un horror entre los horrores, Tracee Ellis Ross. La hija de Diana Ross fue quien se llevó el Globo de oro a la mejor actriz de serie, y todos los anillos de la firma que decidió cederle las joyas para el certamen.



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.