Joyas en los Globos de oro 2015

Ayer se celebró la primera alfombra roja de este año, ¡y no tuvo ningún desperdicio! La ceremonia de entrega de premios del cine y la televisión en Hollywood. Como en cada edición, es una gala repleta de glamour y lujo, pero también de excentricidades y atentados a la moda y estética en muchos casos.

Si entre las mejor vestidas encontramos a Jeena Dewan, Amy Adams o Diane Kruger, nosotros mencionaremos a las mejor enjoyadas. Sin atender demasiado al atuendo (aunque inevitablemente condiciona la presencia o lucidez de la joya), le prestamos atención a los pedruscos y piezas de joyería más deslumbrantes de la alfombra roja.

Las joyas estrella de esta edición han sido, una vez más, los pendientes. Siempre vistosos y poco discretos, para adornar e iluminar sus rostros más allá de la luz de los focos. Y las firmas estrella, con poca variedad respecto a otras red carpet, fueron Chopard, Lorraine Schwartz, Bulgari o Tiffany & Co, entre otras.

Sin embargo, y destacando la escasez de collares y gargantillas en esta edición, en primer lugar mencionamos a la casi siempre impecable Naomi Watts, con un collar de serpiente de Bulgari en oro blanco y pavé de diamantes, con dos rubíes de talla pera como ojos del animal, con anillo a juego.

Aunque el vestido no nos pareció acertado del todo, los pendientes sí. Hablamos de nuestra querida Sienna Miller, que acierte o no, nos encanta. Para esta ocasión eligió unos exquisitos pendientes estilo Art Decó de Tiffany & Co. con flecos realizados en platino con diamantes, que intentaban jugar al despiste con un vertiginoso escote en V.

Julianne Moore siguió la tendencia estrella de atuendo de la noche, con un vestido metálico plateado, combinando perfectamente con joyas de Chopard. Unos llamativos pendientes, dos brazaletes y brillantes sortijas de diamantes eran los culpables del brillo extra del look de la actriz.

Seguimos con Jessica Chastain, quien patinó con el vestido, pero salvó su look gracias a los pendientes artículados de brillantes de Piaget tipo Chandelier. En primer plano queda muy bien.

Jennifer López fue un exceso de todo, pero como siempre, ella se lo puede permitir. Imponente y extremadamente sexy, J.Lo lucía un escotadísimo vestido plateado con espectaculares cascadas de diamantes en forma de pendientes, de Lorraine Schwartz. El horror venía con las uñas. Pero ese es otro tema.

La cantante Lorde fue otra de las pocas que se atrevió con un arriesgado collar XXL cubierto de diamantes de Neil Lane, con ausencia de pendientes. Sin duda, una de las piezas más espectaculares de la noche.

Por último, mencionamos a la adorable pelirroja Amy Adams, quien combinó perfectamente su vestido color lavanda con pendientes de platino y brillantes de Chopard.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.